¿Cómo comenzar? A ver, hay una pandemia global de Covid-19 pero eso ya lo sabéis todos. Bueno, os cuento: volví de Bogotá a Londres tras un viaje de trabajo en el que me reuní con muchos clientes tal y como estaba planeado. Todo salió bien y después de estar una semana fuera de casa estaba deseando aterrizar en Heathrow, coger el metro y volver a casa al lado de mi novio para descansar ese domingo y volver a la oficina descansado el luner ya que tendría que hacer decenas de follow-ups, preparar webinars y entrenar a mis nuevos clientes además de preparar propuestas ¡Menuda semana me esperaba! El lunes y el martes estuve muy ocupado en el trabajo y el miércoles RRHH nos mandó a todos a casa y me redujeron la jornada laboral al cincuenta porciento ¿Cómo iba a poder pagar mi alquiler con la mitad mi sueldo? I mean, podría pagarlo pero me tendría que olvidar de todos los demás gastos y de comer –y sinceramente, esa no era la solución.

No terminó la semana y mi manager me llamó para informarme que me iban a poner en un ERTE por lo que pasaría a no trabajar desde casa y a tener el ochenta porciento de mi sueldo en lugar del ochenta porciento de mi sueldo “¡Bueno, una buena noticia, esta semana dormiré tranquilo!”, pensé. Mi manager me comentó que no podría trabajar ni usar mi correo del trabajo puesto que al estar en un ERTE, no puedo hacer nada así que tranquilamente dejé de mirar mi correo del trabajo.

¡Sorpresa! Igual sí que tendría que mirar los e-mails del trabajo

La sorpresa me la llevé cuando unos 10 días más tarde recibo un mensaje de una compañera de trabajo diciéndome que nos veríamos en la reunión con RRHH y con la CEO que había en Zoom y no pude evitar sorprenderme “¿Qué reunión, por qué a mi no me han avisado? ¡No tengo ningún email del trabajo!”. Luego pensé que como seguro eran tan tontos, mandaron la invitación para la reunión a los correos del trabajo en lugar de a los correos personales de los empleados… Efectivamente. 

Unas horas más tarde, cuando estaba programado, me uní a la reunión en Zoom y la verdad fue agradable ver a mis compañeros en la pantalla de mi macbook y comprobar que estaban bien . La reunión resultó ser simplemente para ponernos al día y ver cómo evolucionaba la situación en la empresa: IT estaba haciendo cambios y la CEO nos comentó cómo los chicos del departamentos estaba liados migrando nuestros servidores e emails de Exchange a Microsoft 365, etc., productos que podríamos desarrollar en el futuro y hacer un insight de cómo estaba el sector de la industria en el que trabajo.

Nuevas herramientas y mejoras para trabajar desde casa ¡Por fin la oficina se moderniza! 

Lo que más me alegró de la llamada fue que anunciasen esta migración a la nube donde usar nuestros sistemas, comunicaciones y software sería más rápido y sin tener que virtualizar nuestros sistemas en la oficina ¡Qué nos modernizamos! 

Lo que más me gustó fue que IT mandase una circular a Everyone at Company para explicar qué era Microsoft Teams y por qué teníamos que dejar de usar tantos emails internos* y mejorar la comunicación dentro de la empresa, además de las posibilidades de colaboración y dejar de usar Zoom por todos los problemas de seguridad y privacidad del servicio.

*Un día típico para mi trabajando se basa en leer y contestar emails además de crear emails nuevos (follow-ups para mis clientes, nuevas campañas de marketing, etc.); de todos los emails que mando en un día, alrededor del 50% son in house: emails a mis compañeros de trabajo en mi departamento u otros departamentos. 

Así es como paso la mayoría de los días “en la oficina” (aproximación en una semana):

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.