¿Año nuevo, vida nueva?

Han pasado muchas cosas desde la última vez que escribí un post en el blog: he viajado mucho por trabajo, disfruté de una maravillosas vacaciones en Grecia y me mudé a un precioso apartamento en Balham con mi pareja después de tres años compartiendo piso con desconocidos en East London.

El caso es que el tiempo pasa y cuando me quise dar cuenta, estaba preparándome las doce uvas para entrar en 2020 como bien manda la tradición y casi de forma súbita caí en la cuenta de que no había pensando en mis propósitos para el año nuevo –me entró la prisa y lo primero que pensé fue en coger mi iPhone y apuntar todo lo que se me ocurriese y luego borrar todo lo que pensaba que ni de broma iba a cumplir… Porque al fin y al cabo me conozco. Al final acabé con una lista de 6 propósitos que se han acabo convirtiendo en objetivos –de los que ya hablaré más adelante para ver si los he cumplido o no– siendo uno de ellos tomarme en serio en blog.

¿Por qué tomarme en serio el blog ahora?

Todo esto llega con la necesidad de poder expresarme en una plataforma que no me limite y en la que yo sea dueño total de mi contenido y es que desde hace un año a esta parte he notado cómo mi contenido dejaba de llegar a mis seguidores y me frustraba escribir un texto y editar una foto para que flotase sin sin en el limbo del algoritmo diseñado por Facebook.

Otras de las decisiones que he tomado es comenzar / seguir escribiendo el blog en castellano de forma exclusiva. La razón es que aún siendo bilingüe en inglés, me da mucha menos pereza tener que escribir en castellano y este simple detalles, creo, me ayudará a escribir más –y probablemente textos más largos para los lectores sedientos de historias. 

Propósitos 2020

En cuanto a los propósitos para este año, algunos son muy sencillos y evidentes y otros son más complicados y tendré que prestar más atención para poder cumplirlos: desde beber más agua a ahorrar dinero. Creedlo o no, pero casi no bebo agua cuando estoy en la oficina ¡Se me olvida! Espero cambiar este hábito cuanto antes ya que está estrechamente relacionado con la salud –el primer paso para aplacar este problema es comprar una botella de alumnio.

Ahorrar dinero. Este es también importante. Tengo la suerte de poder permitirme todo lo que quiero y nunca sufrir a final de mes realmente, pero sí es verdad que no ahorro nada. Este año me he puesto una meta; una cantidad de dinero que tengo que alcanzar al final del año ¿Qué haré con ese dinero? Pues me gustaría comprarme una cámara de fotos para comenzar a hacer fotos de más calidad y quizá hasta vídeos (¿Abrir un canal en YouTube?), quizá pagar la ortodoncia invisible o simplemente no gastarlo.

Espero que este 2020 sea brillante y lleno de experiencias. Yo por el momento estoy deseando que sea mi cumpleaños en una semana para tener a mis amigas en casa y pasar unos días con ellas en la ciudad en la que vivo.